El día después… (valorando las elecciones)

Hoy toca valorar las elecciones autonómicas y municipales que se han celebrado ayer en nuestro país. A unas pocas horas de conocer los resultados ya se ha dicho prácticamente todo lo que se podía decir al respecto. Tertulianos y opinadores han destacado la contundencia de la derrota del PSOE que ha perdido las elecciones en todas las comunidades autónomas. Se abre por tanto un nuevo tiempo político en el que los socialistas tienen muy malas perspectivas de cara a las elecciones generales de 2012. Con diez puntos de diferencia y más de dos millones de votos parece imposible una recuperación del PSOE en tan solo diez meses. Si además, como dijo anoche Zapatero, fue la crisis económica la que lastró sus posibilidades electorales en las municipales y autonómicas todo indica que en las generales el castigo de la ciudadanía puede ser aun mayor. Unas eventuales primarias con dos miembros del gobierno como Rubalcaba y Chacón no parece que puedan revertir una tendencia a la baja del centro-izquierda en España.

Zapatero tiene razón cuando señala a la situación económica como responsable de la debacle del PSOE. Pero olvida que no ha sido la crisis sino la gestión de la misma la que ha provocado el castigo de los electores. Primero negando la situación económica cuando era evidente y después tomando unas medidas más propias de la derecha más neoliberal que de un partido socialdemócrata. Con ello ha conseguido hacer olvidar aquella primera legislatura centrada en políticas sociales progresistas o las miserias del gobierno de Aznar que provocó la derrota del PP en las elecciones del 2004. Ahora la incógnita está en saber si el PSOE podrá recuperarse y cuanto tardará en hacerlo. Porque si los socialistas no emprenden una renovación profunda de caras e ideas, el futuro puede depararnos un largo invierno con una derecha a la ofensiva en la Moncloa durante muchos años.

Después del PP el gran vencedor de las elecciones de ayer fue Izquierda Unida. A pesar de perder su tradicional califato cordobés ha conseguido uno de los mejores resultados electorales desde hace muchos años. En Extremadura previsiblemente entrará en el gobierno autonómico y ha ganado alcaldías tradicionalmente socialistas como la de Mieres en la cuenca minera asturiana. En un sistema electoral y un clima político que en los últimos años había sido tremendamente injusto con Izquierda Unida la recuperación de la coalición es sin duda una muy buena noticia.

En mi tierra, Asturies, el partido de Álvarez Cascos ha dado la sorpresa. Todos esperábamos que irrumpiese en el panorama político con fuerza pero su victoria, aun siendo por la mínima, ha desmentido todas las encuestas electorales. La incógnita está en ver si el entendimiento entre PP y FAC puede ser duradero y proporcionar a Asturies un gobierno que no se rompa en mil pedazos a la mínima discrepancia, como ya ocurrió en tiempos de Sergio Marqués. Si como todo indica el pacto se traslada a un ayuntamiento tan importante como el de Xixón, la izquierda perdería uno de sus feudos más importantes en Asturies y quizás una de sus gestiones municipales más brillantes en España.

El éxito sin precedentes de la izquierda abertzale encarnada en Bildu es tal vez el dato que merece un análisis más profundo. La coalición independentista ha logrado más de 300.000 votos en Navarra y Euskadi y ha sido la primera fuerza política en Gipuzkoa y la que más ediles y más mayorías absolutas ha logrado en los ayuntamientos de la Comunidad Autónoma Vasca. Además ha logrado la victoria en una ciudad tan importante como Donostia. Este resultado tiene varias lecturas de importancia. Por un lado demuestra la apuesta del electorado abertzale por el proceso de paz y por el fin definitivo de ETA. Los ciudadanos han premiado la voluntad de Bildu de hacer política y de alejarse de la senda de la violencia. Y el éxito de la coalición independentista desmiente el mantra repetido hasta la saciedad por la derecha de que “Bildu y ETA son lo mismo”. Pero como no hay peor ciego que el que no quiere ver el PP y su cohorte mediática seguirán con toda seguridad dando muestras de su poco respeto hacia la voluntad pacífica y democrática de los vascos.

Estas elecciones han sido más bien las de la derrota del PSOE que las de la victoria del PP. Los populares han subido en medio millón de votos y menos de dos puntos porcentuales lo cual no parece mucho en un contexto en el que la gestión de la crisis financiera ha desgastado enormemente al partido gobernante, como ha ocurrido en la mayor parte de Europa. Además la experiencia suele indicar que la prepotencia ante una victoria segura suele ser castigada por el electorado. Habrá que ver si para las elecciones generales, con una nueva cara en el cartel electoral socialista, el PSOE consigue atenuar la derrota o sigue desangrándose en beneficio de una derecha que hoy está sacando pecho ante unos resultados que en los próximos días le proporcionarán la inmensa mayoría del poder municipal y autonómico.

Anuncios
Published in: on 23 mayo, 2011 at 10:58  Dejar un comentario  
Tags: , , , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://xabelvegas.wordpress.com/2011/05/23/el-da-despus-valorando-las-elecciones/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: