Sobre la decadencia moral y la crisis de valores en Occidente

Con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud he podido escuchar en los últimos días de boca del Papa y de los jerarcas de la iglesia católica la idea de que la sociedad occidental vive inmersa en una crisis moral profunda. El individualismo, el consumismo y la violencia serían valores en alza mientras la solidaridad, el humanismo y el diálogo estarían relegados a un segundo plano. La representación de una juventud atea, superficial y frívola confirmaría esa decadencia moral que trata de combatir la iglesia. Este planteamiento forma parte desde hace tiempo del ideario de los sectores políticos más conservadores y es compartido por la jerarquía de las religiones mayoritarias. Pero también buena parte de la izquierda ha construido su discurso en base a una presunta pérdida de valores en las sociedades occidentales.

Sobra decir que el mundo en el que vivimos no es el más deseable ni probablemente el mejor de los posibles. Y es una evidencia que en nuestras sociedades aún perviven actitudes y valores muy nocivos que aun estamos muy lejos de desterrar. ¿Pero es cierto que existe una crisis de valores en Occidente? España, por su rápida transformación en los últimos 40 años en el terreno de los valores, es quizás un buen ejemplo de una sociedad cuyos sectores más jóvenes son cada vez más cultos, más solidarios, más tolerantes… Basta recordar movimientos sociales protagonizados por una juventud que desde los años noventa han mostrado la mejor cara de nuestra sociedad: las acampadas por el 0,7, las manos blancas contra el asesinato de Miguel Ángel Blanco, los voluntarios del Prestige, las manifestaciones contra la guerra de Iraq o la respuesta ciudadana a los atentados del 11-M.

En los últimos meses el movimiento del 15-M ha aparecido como la última expresión pública de esa generación. Y sobre sus discursos planean algunos de los más sanos valores morales: el diálogo, el sentido de la tolerancia, el respeto, la no violencia, la igualdad de género y la libertad sexual, la voluntad de participación y de transformación… Pero también hay otros valores no tan positivos que han aparecido entre los discursos de la juventud indignada: una tendencia hacia el relativismo moral, una visión un tanto simplista que se decanta por soluciones mágicas para problemas complejos, un cierto desprecio a la democracia representativa y a la clase política en su totalidad que raya con el populismo… Potenciar los aspectos más sanos de la juventud que esta protagonizando el movimiento del 15-M y pensar críticamente los más nocivos es quizás la mejor manera de apoyar un fenómeno social cuyo saldo final es más que positivo para nuestro país.

Sea como fuere, el tan cacareado discurso de la decadencia moral de occidente tiene mucho de rancio conservadurismo y de falacia. Pero sobre todo se trata de un discurso antimoderno; que no es capaz de valorar los logros de la modernidad en el terreno de los derechos y de las conciencias y que mitifica el comunitarismo y la tradición frente al individuo. Si realmente existe una crisis de valores en Occidente, ¿eso quiere decir que la sociedad de hace cincuenta, cien o doscientos años estaba mejor armada moralmente que la de hoy? Desde luego que no. Por fortuna nuestra sociedad progresa adecuadamente en el terreno de los valores, por más que nos pueda parecer insuficiente. Y por mucho que se empeñe el Papa, cualquier tiempo pasado no fue mejor.

Anuncios
Published in: on 19 agosto, 2011 at 12:44  Comments (5)  
Tags: , , , , , , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://xabelvegas.wordpress.com/2011/08/19/sobre-la-decadencia-moral-y-la-crisis-de-valores-de-occidente/trackback/

RSS feed for comments on this post.

5 comentariosDeja un comentario

  1. Muy acertado lo que has compartido hoy. Son argumentos muy fuertes para demostrar que la crisis de la moral la están sufriendo las instituciones tradicionales que se niegan a aceptar la realidad y los cambios y en esa posición intransigente se alejan cada vez más de sus principios.

    Un saludiño.

  2. Los valores no son universales, como en todo existen múltiples definiciones y puntos de vista. Es precisamente la mala interpretación de la intolerancia, la igualdad de género, la libertad sexual, la solidaridad, etc. la causante de la degradación moral. Por poner algún ejemplo, los jóvenes no son más solidarios por ponerse un pañuelo pro-jordano en el cuello sino cuando ayudan a pobres, enfermos… tampoco cuando protestan o se indignan por los altos sueldos de los banqueros, sino cuando dan del suyo; la libertad sexual, es decir, acostarse cuando y con quien uno quiera, tampoco es un valor.

    El lenguaje está siendo manipulado, especialmente desde el ámbito político, para trasmitir una serie de valores sesgados, ideologizados, pero que poco tienen que ver con los valores auténticos.

  3. La crisis, que seguramente no lo es(el ser humano siempre ha sido así)no está en los actos parafernalios de manis, acampadas y demás reivindicaciones abstractas…está en el dia a dia entre los ciudadanos…compañerps de trabajo, vecinos,la familia, entre el alumnado…relaciones sociales en general…puñaladas, traiciones y chulería…

  4. Siento decir que , aunque coincido en algunos de tus argumentos, la conclusión a la que llego es que las generaciones pasadas eran mucho más virtuosas moralmente que las actuales, y que conste que este no es el argumento de ningún cristiano-conservador de esos que tanto parecen proliferar en estos tiempos. Buen artículo y un saludo

  5. El diseño de las cúpulas de poder es precisamente la degradación moral y espiritual de los hombres, para poder dominarlos y someterlos mejor, porque nos encontramos inmerso cuenta una Matrix, donde nos consideramos libres porque no vemos las rejas, como ocurre en China o Corea del Norte. Nos quejamos de la corrupción de los políticos, pero el tipo de ciudadano amoral que está sociedad ha generado no puede dar otros frutos, no le podemos pedir peras al olmo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: