Una mirada a los medios de comunicación españoles (II)

No hay duda de que los medios de comunicación audiovisuales son los más consumidos de nuestro país. Pero los datos también indican que la televisión está siendo desplazada por el ordenador conectado a internet como la pantalla más vista por las generaciones más jóvenes. A pesar de ello el medio televisivo sigue teniendo un impacto enorme en la sociedad. Durante la llamada primavera árabe se ha querido sobredimensionar el papel de internet y las redes sociales pero lo cierto es que han sido cadenas de televisión vía satélite como Al Jazeera o Al Arabiya quienes más han hecho por las movilizaciones de Túnez y Egipto.

En España el fenómeno del share es fundamental para entender el funcionamiento de nuestra televisión. Las cadenas generalistas de nuestro país no se han caracterizado precisamente por su calidad y algunas de ellas han hecho del conflicto, especialmente en programas del corazón, su modo de incrementar audiencias e ingresos publicitarios. Pero más peligroso aun que los agresivos espacios de sociedad es la tendencia hacia el periodismo de sucesos con tintes sensacionalistas, especialmente en la franja matinal. Unos espacios que construyen una imagen nefasta de la justicia y de la ley a base de explotar los peores deseos de venganza frente a crímenes horrendos.

De entre los canales generalistas no hay duda de que Televisión Española es quizás el que mejor trata la información. Sus informativos son excelentes y sus programas de debate han sido un símbolo de la cadena. Está por ver si esta situación se mantiene con el nuevo gobierno. Mención especial merece Ana Pastor, una de las entrevistadoras más incisivas de los medios españoles y la periodista más temida por la derecha, que casi con toda seguridad tiene los días contados en el ente público. 

Entre las privadas, tras un inicio prometedor de Cuatro que se fue desvaneciendo pronto y que fue finiquitado por la fusión con Telecinco, quizás La Sexta ha sido el único canal que ha pretendido hacer un tipo de televisión diferente con unos informativos de factura muy personal, un debate diario de mucho interés y con un periodista tan brillante como Jordi Évole que ha ido virando desde el humor a la entrevista política inteligente. Está por ver si la fusión con Antena 3 afecta a los contenidos de la cadena o, como han asegurado sus responsables, mantiene su identidad.

Las televisiones autonómicas han sido en ocasiones criticadas injustamente por sus presupuestos a cargo de las arcas públicas, sin tener en cuenta el beneficio que suponen en la cohesión territorial de las comunidades autónomas, en la conexión entre las zonas rurales y las urbanas y en la consolidación de un sector audiovisual que genera miles de puestos de trabajo. La realidad cultural y lingüística de España, diversa por definición, hace además necesaria la existencia de medios de comunicación más cercanos al ciudadano. No obstante la falta de calidad en algunos casos y especialmente la utilización que el poder político hace en ocasiones de las televisiones públicas con fines propagandísticos no dibujan un buen panorama de la televisión autonómica. En este último sentido son especialmente significativos los casos de Telemadrid y Canal 9 en Valencia, ejemplos de la manipulación informativa más descarada.

Cabe destacar que la implantación de la televisión digital terrestre curiosamente ha deteriorado la calidad del medio audiovisual por excelencia. En la TDT han desembarcado un sinfín de empresas dedicadas a la televenta o al esoterismo. Pero además ha traído consigo un fenómeno que hasta hace poco desconocíamos en España: el de los medios de comunicación ultras. Ya se conoce como TDT Party a un conjunto de cadenas de televisión que intoxican con mensajes de extrema derecha disfrazados de tertulias o espacios informativos. Por fortuna su audiencia aun es residual.

Mientras en España se hace, como norma general, una pésima televisión, la radio es de una altísima calidad. Algunos de los mejores profesionales de la información en España se encuentran en la radio o han surgido de ella. La Cadena Ser es el medio de referencia de las ondas españolas, con una audiencia muy superior a la de sus competidoras y unos espacios muy elaborados. Cabe recordar además el papel determinante de la Ser en el esclarecimiento de los atentados del 11M antes de las elecciones generales. Al otro lado del espectro ideológico se sitúa Onda Cero, una emisora de centro-derecha que realiza una radio de mucha calidad. Y no podemos olvidar a Radio Nacional de España, una cadena pública con personalidad propia y que además tiene la virtud de no padecer el que quizás sea el mayor problema de la radio privada española: el exceso de publicidad.

La Cope, la cadena de la Conferencia Episcopal, sigue siendo la radio más a la derecha de todo el espectro de las grandes generalistas. Pero quizás en los últimos tiempos haya conseguido moderar el tono de su discurso tras una etapa liderada por Cesar Vidal y Federico Jiménez Losantos marcada por el más agresivo periodismo ultraderechista. La nueva emisora del periodista turolense, esRadio, es por ahora junto con Intereconomía Radio un fenómeno muy localizado en la Comunidad de Madrid y aun muy minoritario. ABC Punto Radio, la otra gran cadena conservadora de las ondas españolas, aun no ha conseguido hacerse un hueco y, a pesar del fichaje de periodistas mediáticos y de contar con Luis del Olmo como locutor estrella, sigue siendo un fracaso comercial del grupo Vocento.

Este ha sido un somero repaso por el panorama mediático español. Pero más allá de lo que se pueda decir sobre los medios de comunicación es importante destacar la labor de los profesionales de la información, que no siempre son bien tratados por la clase política y por la propia sociedad. Es cierto que en ocasiones los grandes grupos de comunicación españoles hacen primar más los intereses políticos y empresariales que el deseo de hacer información de calidad. Pero a pesar de ello la inmensa mayoría de los periodistas que trabajan en los medios de comunicación de nuestro país hacen su trabajo con rigor y profesionalidad y no siempre en las mejores condiciones. Por eso cuando se generaliza sobre la manipulación de los medios de comunicación se construye un discurso muy poco matizado que no deja a los profesionales de la información en el lugar que merecen.

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://xabelvegas.wordpress.com/2012/01/02/una-mirada-a-los-medios-de-comunicacin-espaoles-ii/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: