Soy un hombre y me gusta pasear

Soy un hombre. Y me gusta pasear. Me gusta caminar por las calles de Xixón, mi ciudad. Lo suelo hacer por la noche, cuando la mayoría de la gente descansa en sus casas, las avenidas están vacías y apenas circulan coches. Me gusta escuchar mis pasos, el tacón de mis botas golpeando los adoquines de la acera. Y la noche proporciona la soledad adecuada para hacerlo.

A veces paseo por una calle solitaria y veo que una chica camina unos metros delante de mi. Y en ese momento se produce un fenómeno incómodo y desagradable que ilustra bien la clase de mundo en el que vivimos hombres y mujeres. Al principio es solo un pequeño gesto, una mirada de reojo hacia atrás. La chica toma conciencia de mi presencia tras ella, en una calle solitaria y tal vez mal iluminada. Empiezo a notar que acelera el paso. Puedo sentir sus nervios, el nivel de ansiedad aumentando y probablemente el miedo. Soy un hombre y por tanto un peligro en potencia.

La situación se vuelve tan incómoda que rebajas el paso. Incluso te paras a mirar algún escaparate o cambias de acera. No quieres que la mujer que tienes delante sufra por tu presencia. Sientes que no deberías estar allí, a esas horas, en esa calle… Eres un hombre y lo que tienes entre las piernas es un arma. Eres sospechoso. Probablemente violento. Puedes hacer daño. Eres peligroso y la chica que camina delante de ti teme que puedas agredirla.

La perplejidad se convierte entonces en desolación. Y la sensación de injusticia se mezcla con un sentimiento de culpa por algo que no has hecho pero que otros han hecho en tu nombre. Hay algo en tu esencia que te condena. Un pecado original instalado en tu identidad masculina que se convierte en una mácula que sugiere odio y violencia contra las mujeres. Detestas que eso suceda. Quieres ser una persona y no un hombre. Quieres que la mujer que está delante de ti obvie tus genitales, tu vello facial o tu estructura ósea; todo aquello que te convierte en un hombre. Pero no puede. Y lo entiendes. Y todo se vuelve aun más desagradable porque eres capaz de comprender por qué se produce esa situación que te llena de desolación.

Lo comprendes porque a pesar de que sabes que no eres un agresor, conoces datos como los que esta semana han salido publicados sobre la violencia de género en Europa. Sabes que un 33% de las mujeres reporta haber sufrido violencia física o sexual. Una de cada tres mujeres han sido agredidas, y no solo por sus parejas. También en algunos casos por hombres que como tú paseaban de noche por calle solitarias y se creyeron con el derecho de violentar a la mujer que caminaba delante de ellos. Hombres (en este caso sí, hombres antes que seres humanos) que consideran en lo más hondo de su ser que las mujeres no son sus iguales y pueden disponer de ellas cuando y como deseen.

Y entiendes a la chica que camina delante de ti porque recuerdas que la inmensa mayoría de gobernantes son hombres. Y sabes que está a punto de aprobarse una legislación que tutelará a las mujeres, les impedirá disponer libremente de su cuerpo y les obligará a tener hijos no deseados, a viajar al extranjero para interrumpir su embarazo o, en el peor de los casos, a someterse a abortos clandestinos sin las mínimas condiciones de salubridad. Una legislación que nos hace retroceder 30 años en materia de derechos sexuales y reproductivos y que está inspirada por una jerarquía católica formada en su totalidad por hombres que se creen con el derecho de decidir lo que entra y sale de las vaginas de las mujeres. Y te dices a ti mismo que es normal que la chica que camina delante te tema, porque ve en ti al mismo género de aquellos que consideran que su libertad debe ser tutelada por un hombre. Hombres que piensan que una chica que pasea sola de noche es una invitación a abusar de ella. Y que no tiene derecho a quejarse de que un hombre la increpe, le toque el culo o la agreda.

Entiendes por tanto que los hombres seamos, a ojos de la chica que camina delante de ti con paso acelerado, un peligro para las mujeres. Entiendas que quiera huir, discreta pero decididamente, de ti. Comprendes su prevención, aunque no deja de dolerte que tengas que pagar por un crimen que no has cometido.

Y esa situación se repite con demasiada frecuencia. Tanto que prácticamente todo hombre la ha vivido en alguna ocasión. Puede ser una chica que camina por la calle por la noche, o que abre la puerta de su casa justo en el momento en el que tú pasas a su lado o que coincide contigo, un desconocido, en el ascensor. Se siente incómoda por tu presencia. Y tú te sientes incómodo por la incomodidad que le provocas. Porque sabes que no es injustificada.

Así que esta tarde iré a la manifestación del 8 de Marzo, Día de las Mujeres. Porque de algún modo también es mi día. Porque antes que hombre soy un ser humano que quiere vivir en un mundo que no discrimine a las personas por sus genitales. Y porque me gusta pasear por la noche por las calles de mi ciudad sin sentirme mal por ello y sin hacer que los demás (en este caso las demás) se sientan mal por ello. Este 8 de Marzo mujeres y hombres, seres humanos antes que nada, deberíamos salir a la calle. Porque una sociedad sin igualdad es una mala sociedad para todos, sea cual sea nuestro género.

Arzobispus Rex

Anuncios
Published in: on 8 marzo, 2014 at 16:07  Comments (36)  
Tags: , , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://xabelvegas.wordpress.com/2014/03/08/soy-un-hombre-y-me-gusta-pasear/trackback/

RSS feed for comments on this post.

36 comentariosDeja un comentario

  1. […] Soy un hombre y me gusta pasear […]

    • Pobrecito, no puedes pasear?

      A mí esa sensación de oir pasos también me ha pasado cuando había tres nazis tras de mí, así que no te ralles (pobrecito mío) que mi final es menos feliz que el tuyo.

      Yo siendo un hombretón imagínate ellas, que no es tu culpa no! pero tampoco de ellas, hazte otro artículo más inteligente que éste porque eres igual de cobarde, no vayas de víctima ni pobrecito.

      Porqué no paseas por en medio de la carretera?

      • Pero cómo eres tan gañán… Cómo se puede ser tan obtuso… Háztelo mirar, chico…

      • Tres nazis detrás tuya? Ay pobrecito…no, no vayas de victima tú y aprende a separar conceptos.
        Probablemente seas la persona menos indicada para reclamar inteligencia, cateto.

  2. Eres un pringao y te dejas sugestionar…

    • Se nota que tú eres de esos que disfrutan dando miedo…verdad? a falta de no tener ni media hostia con otro hombre, qué gran satisfacción notar que alguien te teme…

  3. una gran pluma

  4. En castellano se dice Gijón. Xixón es para cuando escribas en bable.

    • Cada uno escribe el nombre de su Ciudad como le sale de los cojones.

  5. Una buena reflexión. Estoy seguro de que la práctica mayoría de los hombres hemos sentido esa sensación de la que hablas, aunque por otro lado esa misma mayoría también tiene imaginación cuando hay unos pasos siguiéndole a ciertas horas.

  6. Tu lo que eres un pagafantas, que te crees que escribiendo femiartículos vas a ligar más, a que sí???? Ninguna mujer es tan tonta como para asustarse porque un hombre le recuerda a Gallardón ni al patriarcado. Prueba a afeitarte y peinarte quizás les tranquilice un poco.

    • Uhf pero mire quién fue a hablar aquí, qué comentario se podía esperar de un tío que está en un grupo llamado “Stop al totalitarismo femenino”. Fan de una página llamada “Masculino es positivo”. O que cuelga un articulo “La progre descubre que la izquierda recorta más”. Vamos, que eres un facha y machista frustrado…

  7. chapo, me encanto….
    me gustaria tu consentimiento para colgarlo en el facebook y lo lean mis amigos…
    a ver si tomamos un poquito de conciencia…

  8. Yo e sentido lo mismo que tu varias veces. Cuando noto que la mujer se pone nerviosa hago todo lo posible para no asustarla y tranquilizarla. Sabiendo la de hijosdeputa que habitan en nuestras ciudades me parece de lo mas normal la actitud de las mujeres hacia todos nosotros.

  9. Te veo muy perdido. Empezaba bien el relato pero relacionas el aborto con la violación por la noche. Vaya intento de relatista. Que una mujer tuviera miedo de un hombre en una calle oscura seguro que es anterior a la ley de Gallardón. Además la ley ampara el aborto en casos de violación. Tercero, no tengo esa sensación con las mujeres que me cruzo, a lo mejor es que leen tus pensamientos y tienes cara de violador que no consuma.

    No te has enterado que hay mujeres en la política y mujeres en general que no están a favor del aborto, a ver si para ser mujer van a tener que estar a favor del aborto.

    Ya por último no sé de dónde te sacas que una mujer no podrá viajar para abortar, o que lo hará en condiciones infrahumanas. No vivimos en Cuba. Asocias estar en contra del aborto con ser hombre y curas, como si las monjas no pudiesen estar en contra o la gente en general, y curiosamente quieres negar la diferenciación de sexos para manifestarte, pero tú por ser hombre tampoco deberías, el derecho “a decidir no te corresponde” por tus genitales. ¿Discriminación? Tener un aborto no es quitar un quiste de mama.
    Lo de educar en sexualidad ni hablar, solo defender el aborto y así nos va, 20 millones cuesta a los españoles el aborto y no hay dinero para becas.
    http://www.larazon.es/detalle_normal/noticias/5270797/el-gasto-publico-en-abortos-supera-los-20-millones-al-ano#.Ttt1qJBo41Li11Y

    • No se si serás hombre o mujer, ni siquiera he leído tu opinión entera, pero escribiendo lo poco que he leído, deberías mejor callarte y dedicarte a follar por deporte, a ver si pinchas un par de condones y te toca cuidar de dos niños 🙂 o pagar el aborto o irte fuera de España, que esto no es Cuba, pero casi…yo no se tú, pero no me puedo permitir un viaje fortuito a Londres que son 60 miseros euros…Mucha suerte con tu actitud.

  10. Además a lo mejor las mujeres temen más que las roben. El sexo no es cualquier cosa consentido o con violación. Tiene que haber unas leyes que protejan, tanto al feto como a la mujer o al hombre. A ti eso de la educación en valores, respeto, te suena muy mal, pero es lo que hace falta, gente responsable. Estando en contra de leyes como esta que son muy lógicas para una parte de la población, cómo vas a pedir respeto por las leyes que castigan la violación, el robo, la criminalidad… que son muy lógicas para los criminales???

  11. […] » noticia original (xabelvegas.wordpress.com) […]

  12. Gracias, muchas gracias por el post. Porque haya muchos hombres así, levanto mi copa.

  13. ¿Debemos temer entones a todos los gitanos porque algunos roban? ¿tememos a todos los mejicanos porque algunos son narcos? Solo es un prejuicio y todos tienen de base el miedo. Apoyo a las mujeres y creo firmememente en algunas de las cosas que has dicho. Pero jamás admitiré justificación para un prejuicio. Sea en mi favor o en mi perjuicio.

    Aparte, amigo mío, las estadísticas de delitos sexuales a nivel europeo no valen una mierda. Porque la legislación de los países miembros tiene muchas diferencias. Y lo que en unos es un abuso en otros no. Por no hablar que estás asumiendo la verdad de la palabra ¿de quien?. ¿Dónde preguntaron? ¿cómo hicieron el muestreo? ¿se basan en testimonios o denuncias?

    A mi me han tocado el culo y no lo considero abusar de mi. Sino una muestra descarada de intenciones, que tranquilamente puedes rechazar. ¿Qué es una falta de educación? Puede, pero de ahí a llamarlo abuso…

    Aunque no digo que no tengas razón en lo de los abusos (cierto es que para España me parece exagerada), si nombras un estudio o porcentaje de un estudio, lo normal para tener un minimo de veracidad es que lo pongas como refencia.

  14. Yo, como hombre, también estoy atento a la gente que camina en la misma calle mal iluminada por la noche. Las agresiones no sólo son sexuales. No digo que no existan y que no tengamos que erradicar las agresiones sexuales pero esta historia no me parece un ejemplo de ello. Opino que es un problema más general que el retratado. Hay que terminar con la violencia.

  15. El mundo y sus estereotipos!!! Lástima! Es la misma razón por la que si una mujer engaña al marido es una zorra y si es justo al revés él es un machote y, voy más allá, en estos casos una mujer engañada debe haber hecho algo para que le hagan tal cosa pero un hombre engañado es un pobre hombre engañado. Lo siento, a cada género sus estereotipos. Vuestro sino y vuestro trofeo es ese “arma” del que hablas y el nuestro…en fin…

  16. Yo soy mujer y he sentido el miedo al ver a un hombre detrás cuando he caminado de noche, o demasiado temprano, más de una vez. Y sin embargo, no creo que todos los hombres seáis un peligro. Es más, quiero aprovechar este blog para dar las gracias a un paseante anónimo, como podrías haber sido tú, que sin hacer ningún exceso me salvó y a un muchacho amable que sintió el deber de acompañarme sin que se lo pidiese.
    Hace tres semanas salí de casa temprano, sobre las 7 de la mañana, y no había casi nadie en la calle. Al pasar por el parque que hay debajo de mi bloque se me acercó un hombre desaliñado, con pinta de ser adicto a las drogas, y sacó una navaja. Me dio mucho miedo, pánico. Si me volvía a casa y me seguía no podía darle esquinazo y si seguía adelante estaría a su merced. De repente, se dio media vuelta y se escondió tras unos arbustos. Miré hacia atrás y lo que le había asustado era un hombre de unos 40 años que caminaba detrás de mi. Desaceleré el paso y me puse a su altura. No sé si fue consciente de que su sola presencia me había librado de algo malo porque cuando le di las gracias me miró raro, como si no supiese el porqué.
    Y esta no es la única vez que me ha pasado algo así. Hace tres años volvía a casa del trabajo y ya no había gente por la calle aunque no eran ni las once de la noche. Un muchacho en moto fue a mi paso desde la calle, siguiéndome. Me empezó a dar miedo. Entonces se levantó la visera del casco y me gritó que no podía dejarme ir sola si no veía a nadie por la calle. Me acompañó hasta mi barrio y como ahí había más movimiento, se fue. No me dijo como se llamaba. Sé que su intención era buena.
    Hay gente noble y a veces es necesario saber que está ahí, que no sólo está el energúmeno del que hay que protegerse. Sólo hazlo saber.
    Y en cuanto a la ley del aborto… Te has metido un jardín complejo. Como mujer pido educación y empatía, pero parece que para algunos (y algunas, por increíble que parezca) no pueden tenerlas.

  17. Tu lo que eres es un acomplejado!!! orgulloso de ser hombre!!! gente como tu es la q sobra.

  18. Sólo quería decir que soy hombre y me pasa EXACTAMENTE lo mismo. También camino de noche, me hallo ante las mismas situaciones y tengo las mismas sensaciones. Muchas veces, por no sentirme incómodo, varío mi recorrido, me meto por calles por las que no tenía previsto meterme y me cambio de acera. No soporto provocar miedo por causa de mi género. Te felicito por haber explicado tan bien la situación.

  19. valiente panda de machirulos cobardes tras las pantallas que no quieren ver una realidad contrastada. que la violencia ha sido y es practicamente monopolio de los hombres en cuanto a usos de ella, y que episodios asi se ven en vuestro-nuestro cotidiano, vuestra ceguera escupe privilegios, así nos va. firmado por un pagafantas, acomplejado,blandengue y demas gilipolleces que se os ocurran

  20. Voy corriendo a comprarme un sombrero. Me lo pongo e inmediatamente me lo quito ante este post. Tiene TODA la razón.

  21. Muy buen artículo, muy buena perspectiva…gracias.
    Por cierto, nunca dejarán de sorprenderme los machitos de mierda, que hasta lo que llevo leído, no han hecho ninguna critica constructiva, nada que invite a la reflexión, nada minimamente pragmatico…pero entiendo que cuando el cerebro no da para más…

  22. Pero bueno, está claro que cuando alguien no quiere entender…al fin y al cabo es muy fácil ignorar ciertas miedos cuando estos juegan a tu favor…Creo que la gente que ha criticado este artículo es la misma que disfruta dando miedo…si no nadie se habría sentido ofendido…

  23. Buffff, meter en el mismo saco a los que estamos en contra del aborto con “hombres que pensamos que la libertad de las mujeres debe ser tutelada por un hombre” y “hombres que pensamos que una chica que pasea sola de noche es una invitación a abusar de ella”, me parece un patinazo importante…

  24. Tu valentía es encomiable,ojalá que las chicas te lo premien con besos y a los machitos de hoy y siempre se los coma la envididia.Ole tú.

  25. Madre mía, cuando acabé de leer lo que ha escrito Xabel pensé que me encontraría seguidamente con un gran número de comentarios “positivos”. Y mi sorpresa ha sido mayúscula al ver cosas como esta:

    – “Tu lo que eres un pagafantas, que te crees que escribiendo femiartículos vas a ligar más, a que sí???? Ninguna mujer es tan tonta como para asustarse porque un hombre le recuerda a Gallardón ni al patriarcado. Prueba a afeitarte y peinarte quizás les tranquilice un poco.” ¿Perdón? ¿Ligar más? ¿Afeitarse y peinarse? ¿Qué tiene que ver? ¿Tenemos 15 años o qué?

    – “Además a lo mejor las mujeres temen más que las roben.” Yo soy una mujer, tengo 22 años, vivo en una zona apartada del centro y me veo muchas veces -casi todas las semanas- en esta situación de volver a casa tras tomar algo con los amigos o ir de fiesta y encontrarte por la calle con alguien que va detrás de ti, y es inevitable pensar que pueden hacerme algo. La menor de mis preocupaciones en ese momento sería que me robaran, la verdad. Prefiero mil veces que me roben el móvil o el dinero – que no serán más de 10 € – a que se pongan pesados con piropos o chorradas y, lógicamente, a que me violen o lo intenten o a que me den un navajo.

    -“¿Dónde preguntaron? ¿cómo hicieron el muestreo? ¿se basan en testimonios o denuncias?” Estaría bien que nos informáramos un poquito del estudio de la violencia de género en la UE. Se cogieron a 1500 mujeres de cada país y se le hizo una serie de preguntas, y en función de las respuestas se hicieron los porcentajes. No me vengáis a atacar a alguien si vienes desinformado.

    -“A mi me han tocado el culo y no lo considero abusar de mi. Sino una muestra descarada de intenciones, que tranquilamente puedes rechazar. ¿Qué es una falta de educación? Puede, pero de ahí a llamarlo abuso…” No me cabe duda de que el autor de esto es un hombre. A ver, ¿por qué cojones a una mujer le tienes que tocar el culo? No digo que sea un abuso en el sentido estricto, pero es algo que no se puede hacer. Me saca de mis casillas que si una chica esta bailando en una discoteca siempre haya los idiotas de turno que se crean con derecho a tocarle el culo por el mero hecho de estar bailando o de llevar una minifalda. Si te interesa esa chica pues habla con ella, no hace falta que la toques. ¿Y como que “puede”? Por supuesto que es una falta de educación. ¿Qué pasa, que estamos en la España de los 60 donde esta bien visto que un viejo le de un cachete en el culo a una chica y ella le ría las gracias o qué? Además si una chica rechaza esa “declaración de intenciones” seguramente tendrá que tragarse a continuación los típicos comentarios de “pues si no quieres nada deja de bailar como una guarra, no vistas como una zorra, etc”. Y, por lo general, las mujeres no solemos ligar tocando el culo a los hombres.

    -“Tu lo que eres es un acomplejado!!! orgulloso de ser hombre!!! gente como tu es la q sobra.” Si esta es la conclusión que una persona saca tras leer esto pues genial, ahora entiendo por qué nos va como nos va. Esta persona ha entendido justo lo contrario de lo que quiere decir el texto.

    En fin, podría seguir comentando esto mucho tiempo, pero supongo que no merece la pena. Me encanta como escribes, Xabel, te felicito. Yo no me suelo “manifestar” en estas cosas, pero la situación lo requería. Cuando he leído esto me he alegrado mucho: menos mal que existen hombres como tú.

    T. uo232326@gmail.com

  26. Bueno, una amiga y yo, con 16 años, paseando por una carretera pegada a la playa a las 10 de la noche estábamos relajadísimas. Y se estaba fenomenal hasta que paró en todo el medio de la carretera, justo delante de nosotros, un camión con 3 tíos mirándonos directamente a las dos con claras intenciones de violarnos. Ganamos los 100 metros lisos. Se acabó la paz. Es para temer.
    Y si fuese esta la única vez. Pero ya en 2 ocasiones más fui violentada. Con 7 años en una esquina de unas escaleras de un portal, en pleno día, con una navaja puesta en mi barriga me obligaron a bajarme toda la ropa. Tuve suerte de que viniese alguien y en eso quedó. Y en otra ocasión tuve que huir corriendo con una gran piedra en la mano porque me perseguía un hombre. Antes me senté entre unos hombres mayores a ver si desistía pero no lo conseguí. En aquella época no había móviles para avisar a la policía…
    En fin, claro que vamos con 100 ojos abiertos, y 100 orejas. Y nos metemos por calles solitarias sólo cuando no nos queda más remedio. Para los hombres respetuosos que tenéis ese problema al pasear, sólo con oír que camináis más despacio y muy relajados nos tranquilizaría un poco, aunque de igual modo tenemos la costumbre de pasar lo más rápido posible las calles oscuras.
    El post es magnífico.

  27. No puedo creer los comentarios negativos que he leído.

    Me siento identificado con la situación porque también me gusta mucho caminar y la he sentido en muchas ocasiones.

    Te felicito y me alegro por el post pero nunca pensé que hubiera gente tan miserable como para no sentir empatía por la persona que anda unos metros delante de ti.

    En fin: Así va la sociedad en España y así se demuestra el camino que está tomando en todos los sentidos.

  28. Gracias por el artículo. Me ha emocionado tu sensibilidad hacia un comportamiento que, en realidad, tenemos muchas mujeres cuando nos encontramos a solas cerca de un desconocido. Gracias por entender, comprender e, incluso, justificar nuestra actitud. Si los que critican tu articulo entendieran este hecho con la misma sensibilidad que tú, no se producirían asesinatos, violencia, abuso, acoso…hacia las mujeres. Los datos están ahí, no se los ha inventado nadie. Pero a la vista de lo que dicen los que te critican podemos afirmar que se necesita, más que nunca, una verdadera educación en igualdad, pilar fundamental para que mujeres y hombres podamos convivir en libertad. Un abrazo solidario

  29. Aquí otro que frena el paso o se para a mirar el móvil si ve una chica sola en calle solitaria, otro afeminado mariconcete acomplejado al parecer. Cada malnacido que disfruta presionando psicológica o físicamente a una mujer abre una herida que nunca cierra. Chicas que caminan tranquilamente por las calles de su ciudad y por voluntad de un engendro ya no lo volverán a hacer. Nunca más. No identificarse con ésto es aberrante. Sois aberrantes, cabezabuques.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: