Algunas reflexiones a vuelapluma sobre la cancelación del concierto de C. Tangana en el Aste Nagusia de Bilbao 2019:

  • Las letras de C. Tangana son lamentables. Pero igualmente lamentables eran las de Pablo Hasel o Valtonyc. Por descontado no es lo mismo cancelar un concierto que enviar a un músico a prisión. Pero la diferente percepción de Podemos ante las letras de uno y de los otros es muy poco coherente. Mientras que C. Tangana “fomenta la cultura de la violación”, Valtonyc (cuyas letras como mínimo banalizaban la violencia) era invitado a La Tuerka, el programa de Pablo Iglesias. Y eso ocurría antes de que Valtonyc se viera envuelto en el proceso penal.
  • La doble vara de medir con este y otros temas es uno de los aspectos que más afectan a la imagen de la izquierda. En este caso, mientras las letras machistas de C. Tangana se leen en su literalidad y no cabe interpretación alguna, las de Valtonyc animando a matar policías o políticos hay que entenderlas casi como licencias poéticas. No se opera con la misma indulgencia en un caso y en el otro. Y eso lo perciben los ciudadanos.
  • La posición de Bildu no sorprende. Hace años la izquierda abertzale pidió la cancelación de un concierto de Chenoa bajo el argumento de que fomentaba el sexo sin preservativo con aquella letra que decía “Y no me hables de sexo seguro / no plastifiques mi corazón”. Aquella postura de la izquierda abertzale era tan ridícula como moralista. Además los grupos cercanos a la izquierda abertzale tienen todo un historial de cancelaciones injustas por motivos políticos, con lo cual Bildu debería ser aún más sensible a esa forma de censura.
  • Las cancelaciones de conciertos por motivos ideológicos son una práctica demasiado habitual en los ayuntamientos, particularmente cuando cambian de signo político. Lo vimos hace tan solo unos días con Luis Pastor en Madrid, lo que fue una auténtica vendetta política. Se trata de una forma de proceder intolerable, que además daña la imagen de las instituciones públicas.
  • En este caso el Ayuntamiento de Bilbao perfectamente podría no haber contratado a C. Tangana para sus fiestas, entendiendo que sus letras no eran las más adecuadas. Pero la contratación se produjo por motivos que desconocemos. Lo que no tiene sentido es que un concierto se cancele quince días antes de su celebración. Tal cosa solo debería ocurrir en casos de fuerza mayor y por motivos sobrevenidos. Porque la cancelación supone siempre un perjuicio para el propio grupo, para la gente que tenía previsto desplazarse para verlo e incluso para el propio ayuntamiento. Pero además si un ayuntamiento cancela, por causas no sobrevenidas, un concierto que él mismo contrató, está reconociendo implícitamente su propia incompetencia en la contratación. ¿Acaso el Ayuntamiento de Bilbao no conocía las letras de C. Tangana cuando lo contrató? ¿O ha cancelado el concierto porque ha sucumbido a las presiones?
  • Lo que convierte esta cancelación en singular es que se produce a instancias de la izquierda, concretamente de Elkarrekin Podemos y Bildu. Estamos acostumbrados a que sea la derecha quien cancele conciertos y otros eventos culturales por motivos políticos. Precisamente por eso, la izquierda debería ser mucho más cuidadosa. Y más aún las autodenominadas “fuerzas del cambio”.
  • Por parte de Elkarrekin Podemos es además una auténtica torpeza. Tan solo unos días después de la cancelación en Madrid del concierto de Luis Pastor, es muy difícil sostener un relato que justifique una decisión que inevitablemente va a ser percibida como una forma de censura.
  • Elkarrekin Podemos podría haber mantenido una posición mucho más prudente: solicitar que en el futuro se tengan en cuenta determinados criterios para la contratación, exigir que la programación tenga que ser aprobada previamente por la Comisión de Fiestas y no sea únicamente el equipo de gobierno quien la diseñe, proponer una reflexión sobre los contenidos de los actos culturales que se celebran con dinero público… Tenían muchas posibilidades antes que exigir la cancelación de un concierto que ya estaba anunciado.
  • Resulta como mínimo sorprendente que hasta ahora Elkarrekin Podemos no se hubiera manifestado ante la contratación de C. Tangana, que fue anunciada hace ya varias semanas. ¿Responde la posición de Elkarrekin Podemos a las presiones de colectivos feministas o al deseo de contentar a los mismos? ¿O se trata de una decisión autónoma, fruto exclusivamente de una reflexión en la propia organización política? Es preciso ser muy cuidadosos para no convertir la atención a las demandas legítimas de los movimientos sociales en una forma de instrumentalizarlos.
  • Afirmar que las letras de C. Tangana “fomentan la cultura de la violación” es excesivo y oportunista. Desde luego algunas de sus letras pueden ser abiertamente sexistas. Pero utilizar la expresión “cultura de la violación” para calificar cualquier actitud machista es aprovecharse de un determinado clima social y supone de algún modo banalizar las agresiones sexuales. Además recurrir a ese tipo de expresiones de trazo grueso como si se explicasen por si mismas es, como mínimo, poco inteligente. Lejos de fomentar un discurso antisexista hace daño a la imagen del movimiento feminista.
  • Es muy peligroso alimentar la imagen del feminismo como un movimiento censor y moralista. El feminismo es un movimiento que dialoga con la sociedad, no una suerte de inquisición cultural. La falta de prudencia de Elkarrekin Podemos y de Bildu en este tema, optando por la posición más tajante (la cancelación), puede dañar más que beneficiar al movimiento feminista.
  • Es preciso reflexionar sobre los límites entre ficción y realidad. Y su relación con la ética. Si en otros géneros más narrativos (cine, literatura, teatro…) no acaba de estar del todo claro, en la música la confusión es muchísimo mayor. Una canción cuya letra contenga expresiones violentas o misóginas no tiene por qué reflejar necesariamente la mentalidad de su autor. Este es un criterio elemental para cualquier obra de arte. Pero por algún motivo en la música (y concretamente en la música popular) no se suele percibir de ese modo.

c-tangana-kZHI--620x349@abc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s